MACARONS DE NUECES DE CALIFORNIA CON GORGONZOLA

20190917_225854-01

MACARONS DE NUECES Y GORGONZOLA

Hoy, después del verano y de bastante tiempo sin publicar nada, os traigo esta receta que no es dulce, es salada por el relleno de queso gorgonzola, pero que os va encantar para servir como aperitivo o algo para picar. El contraste dulce de la coquille del macarón, que en esta ocasión en lugar de almendra está hecha 100% con Nueces de California, y lo intenso del queso gorgonzola del relleno lo convierten en una explosión de sabor en boca súper interesante. Tenéis que probarlos!

DSC_4778-01-01

Ahora os pongo la receta, pero antes tengo que contaros algo súper importante para mí y para mi vida. Desde junio que ya no estoy trabajando en la oficina donde he trabajado los últimos 10 años de mi vida, y… estoy súper emocionada porque voy a abrir mi obrador de repostería creativa. Ya tengo local y estoy haciendo todo el papeleo previo etc. Supongo que podré abrir a finales de este mes de septiembre o principios del octubre…se llamará igual que el blog: Carlamel de Canyella y ya estoy deseando entrar en esa cocina para poder dedicarme a hornear y endulzar la vida a los demás. Jamás pensé que mi hobby se acabaría convirtiendo en mi modus vivendi…deseadme toda la suerte del mundo, que yo le voy a poner todas las ganas.

DSC_4776-01-01

Bueno, dada la primicia, vamos con la receta. La he hecho porque Nueces de California me propusieron si quería ser el blog del mes de Octubre de su web, y claro, no podía negarme. Es un honor para mí colaborar con marcas que hacen productos de calidad. Desde aquí gracias por haber contado conmigo. Como la receta tenía que ser con nueces, se me ocurrió hacer estos macarons que no dejan de ser originales, tanto por el relleno como por el hecho de no llevar almendra. Espero que os gusten:

20190920_144532-01

INGREDIENTES:

Para unos 15 macarons (30 coquilles o tapitas)

-75 gr de azúcar glas

-27 gr de claras de huevo frescas

-75 gr de nueces de California

-75 gr de azúcar blanquilla

-21 gr de agua

-27 gr de claras de huevo frescas

Para el relleno:

-150 gr de queso Gorgonzola

-150 gr de queso crema tipo Philadelphia

-una pizca de sal y de pimienta

-nueces caramelizadas para decorar

ELABORACIÓN:

Para hacer los macarons en esta ocasión he usado el proceso con merengue italiano.

1-Primero tenemos que triturar con un procesador de alimentos o Termomix si tenéis los 75 gr de nueces junto con los 75 gr de azúcar glas. Tenemos que obtener una harina bien fina.

2-En un bol ponemos 27 gr de claras de huevo y añadimos la harina de nuez con el azúcar glas. Con una espátula integramos bien. Veremos que se forma una masa que tiene textura de mazapán. Tapamos con film reservamos.

3-Ahora haremos el merengue italiano. En un un cazo calentamos 75 gr de azúcar blanquilla con 21 gr de agua mineral. Necesitaremos un termómetro de cocina, ya que debemos obtener un almíbar que llegue a los 118ºC.

4-Mientras se hace el almíbar ponemos los otros 27 gr de claras en el bol de nuestra batidora y las batimos un poco hasta que empiecen a espumar. En ese momentos bajamos la velocidad de la batidora hasta que el almíbar llegue a los 118ºC. En ese momento, subimos la batidora al máximo y sin dejar de batir vertemos el almíbar caliente en forma de hilo sobre las paredes del bol de la batidora. No lo echéis directo encima de las claras porque se os pueden cocinar. Batimos a máxima velocidad hasta obtener un merengue blanco y bastante firme.

5-Ahora integramos el merengue con el mazapán que habíamos reservado. Lo hacemos con una espátula y con movimientos envolventes pero firmes. Debemos conseguir una masa con una textura que se conoce como punto de cinta, es decir, que si levantamos la espátula y dejamos caer la masa, ésta debe caer replegándose sobre ella misma como si fuera una cinta.

6-Ponemos nuestra masa de macaron dentro de una manga pastelera con una boquilla redonda y escudillamos o formamos los macarons encima de una bandeja con una lámina de teflón, es lo que mejor funciona, pero si no tenéis puede ser papel de hornear o un tapete de silicona. Presionamos la manga perpendicular al bandeja y vamos dejando caer la masa en forma de círculo de unos 3 cm de diámetro. Una vez escudillados todos los macarons golpeamos la bandeja sobre la encimera para que suban las posibles burbujas de aire que después con cuidado pincharemos con un palillo.

7-Ahora hay que dejar secar los macarons antes de meterlos al horno. El tiempo de secado dependerá de la humedad de cada lugar. Pero generalmente en 20 min, media hora está secos. Sabemos que están secos porque se vuelven mates y si los tocamos con la yema de los dedos no nos manchamos. También podemos saltarnos este paso y secar los macarons en el horno directamente a la mínima temperatura que os permita vuestro horno. Y los pongo a 50ºC con aire y al cabo de unos 10 min cuando veo que están secos subo la temperatura a 130ºC sin sacarlos del horno. Los dejo unos 13 minutos y están listos. Si lo hacéis sin aire, la temperatura del horno debe ser 150ºC.

8-Dejamos enfriar por completo sobre la bandeja y después los despegamos concuidado. Si están bien hecho se despegan solos. Lo ideal es dejar reposar los macarons en la nevera dentro de un recipiente hermético unas 24 horas. Así adquieren la textura perfecta tras el reposo.

9-Al día siguiente preparamos el relleno mezclando el queso crema con el queso gorgonzola con un poquito de sal y pimienta. Con una espátula es suficiente, tenemos que conseguir una textura cremosa. Metemos dentro de una manga y rellenamos nuestros macarons de nueces.

10-Si queréis decorarlos con las nueces caramelizadas como yo he hecho sólo hay que poner un azúcar y un poquito de agua en un cazo, cuando se forme un caramelo dorado claro añadimos las nueces y vamos mezclando hasta que el caramelo se vuelva dorado oscuro. Sacamos las nueces caramelizadas del cazo y las ponemos sobre una superfície antiadherente hasta que se enfríen por completo. Decoramos nuestros macarons con ellas y listo. Si podíes una vez rellenos macaros dejadlos otra horita en la nevera. Es un relleno muy húmedo, y si los dejáis rellenos en la nevera de un día para otro las coquilles absorben la humedad del queso y se humedecen todas. Por lo tanto, una horita a la nevera y mejor comerlos el mismo día que los rellenáis.

20190917_225827-01

Espero que os haya gustado la receta y me encantaría que si la hacéis me etiquetárais en Instagram para poder verla.

Y pasaros por el blog de Nueces de California si me queréis conocer un poco más ya que respondo a una serie de preguntas que me han hecho.

Muchas gracias y besos!

Os espero en mi obrador si algún día vais a Vic.

Laura

Laura Navarro

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*