PAVLOVA DE MANDARINA CON CURD DE MANDARINA Y NATA- Reto Dis-Fruta

PAVLOVA DE MANDARINA CON CURD DE MANDARINA CON CARDAMOMO Y NATA-

RETO DIS-FRUTA

Se acaba el año y aquí estoy con mi última receta de este 2016 que he hecho para el reto Dis-Fruta de este mes de diciembre. La fruta elegida esta vez era la mandarina, que para esta época del año está en su momento de esplendor, en plena temporada, vaya. No hace mucho hice un bundt cake con mandarina y grosellas que podéis ver aquí, o sea que para el reto me apetecía hacer algo que no fuera un bizcocho o un cupcake. Además, quería algo que fuera un poco ligero  porque será nuestro postre de la cena de fin de año, y ya sabemos que después de las comilonas de estos días no apetece mucho comerse un pastel denso. O sea que me he decidido por una Pavlova, que por cierto es el postre preferido de mi madre y lo preparo todos los meses de enero para su cumpleaños, pero esta vez en lugar de rellenarla con nata y frutos rojos como suelo hacer, la he rellenado con nata, gajos de mandarina y curd de mandarina con un toque de cardamomo. Qué cosa tan rica ha quedado! Me encanta la textura del merengue crujiente por fuera y blandito por dentro con la nata, y el sabor acidito del curd de mandarina con el toque cítrico del cardamomo ha sido un acierto total, refrescante, suave y un placer para el paladar como remate de una cena o comida como la de fin de año. Tenéis que probarla, de verdad. Ah, se me olvidaba decir que el merengue de la Pavlova también lleva ralladura de mandarina, o sea que aparte de rico con este postre tenéis vitamina C a tope, que para estas fechas de frío y resfriados nunca está de más.

20170101_191633

20170101_182255

Para los que no habéis probado nunca la Pavlova, quiero contaros que es la tarta por excelencia de la repostería australiana y de Nueva Zelanda. Los dos países se atribuyen la creación de la Pavlova ya que se creó a raíz de una gira que hizo la bailarina rusa Anna Pavlova en 1926 por Nueva Zelanda y en 1929 por Australia. Aunque existe controversia porque se han encontrado recetas anteriores a estas fechas. Dicen que la base de merengue recuerda el tutú de la bailarina…Se puede rellenar con nata o con crema pastelera y frutas o frutos secos al gusto. Que no os de miedo hacer el merengue, no es difícil si seguís los pasos y la receta, y el montaje de la tarta es de lo más sencillo. Está de más decir que se puede hacer en varios formatos. El más típico es hacer como un volcán con el merengue, pero también se puede hacer en formato individual haciendo rosetones con una manga y boquilla rizada, o en formato layer cake, haciendo 2 o 3  discos de merengue e intercalando los discos con la nata y las frutas de relleno. Sea como sea, todas las versiones resultan deliciosas y muy vistosas.

20170101_175630

Vamos con la receta. Primero haremos el curd de mandarina, ya que hay que dejarlo que espese y que repose en la nevera al menos una noche. Después haremos el merengue que también se puede hornear el día anterior y dejarlo enfriar toda la noche dentro del horno con la puerta entreabierta, y al día siguiente montaremos la nata y rellenaremos con los gajos de mandarina y el curd.

INGREDIENTES:

Para el curd de mandarina:

-80 ml de zumo de mandrina colado

-150 gr de azúcar blanquilla

-3 huevos L

-la ralladura de la piel de una mandarina

-56 gr de mantequilla a temp. ambiente

-2 semillas de cardamomo machacadas (las machacamos en un mortero y retiramos las pieles de las semillas)

-1 cdta de goma Xantana o Gelespessa (opcional, yo se la he puesto para que tuviera más consistencia. Lo podéis conseguir aquí)

  20170102_120351

Para el merengue:

-6 claras de huevo (mejor si son frescas, no pasteurizadas porque no montan tan bien)

-325 gr de azúcar blanquilla (si tenéis Caster Sugar mejor pero no es necesario)

-1 cdta de crémor tártaro

-2 cdtas de vinagre blanco

-1 cdta. de pasta o esencia de vainilla

-2 cda. de Maizena

-la ralladura de la piel de una mandarina

Para el relleno y decoración:

-500 ml de nata para montar

-50 gr de azúcar glas para la nata (o al gusto)

-1 cdta de pasta o esencia de vainilla para la nata

-el curd de mandarina

-gajos de mandarina fresca (aunque también podéis usar otras frutas frescas o en almíbar)

 

ELABORACIÓN

Curd de Mandarina:

  • Ponemos en un cazo mediano, que después pondremos al baño maría encima de otro cazo más grande con agua sin que toque el agua, los huevos, el azúcar y el zumo de mandarina. Batimos bien y ponemos al baño María sin dejar de batir con unas varillas. Vamos mezclando unos 10 minutos hasta que veamos que queda una consistencia como de salsa holandesa.
  • En este momento retiramos del fuego y añadimos la mantequilla en dados y la ralladura de mandarina con las semillas de cardamomo molido. Mezclamos bien hasta que toda la mantequilla esté disuelta.
  • Si queréis en este punto podéis añadir la goma Xantana o Gelespessa para que espese más, batiendo bien para que no se formen grumos.
  • Tapamos con un film transparente a piel, es decir, tocando el curd para que no se forme una costra, y dejamos enfriar.
  • Una vez frío lo colocamos en un bote de cristal y lo metemos en la nevera hasta al día siguiente.

Merengue:

  • Ponemos las claras en el bol de la batidora, que tiene que estar bien seco y limpio, sin restos de grasa porque si no las claras no montan, y empezamos a batir a velocidad media.
  • Cuando las claras estén a punto de nieve añadimos la cdta de crémor tártaro, esto ayuda a que el merengue sea más estable y a la vez más suave y cremoso.
  • A continuación añadimos la mitad del azúcar poco a poco o en modo lluvia y seguimos batiendo hasta que se formen picos blandos y brillantes.
  • Entonces añadimos lo que queda de azúcar mezclado con la maizena y batimos hasta obtener un merengue firme y brillante (picos duros). Nos tomará entre 8 y 10 minutos dependiendo de la batidora.
  • Agregamos el vinagre, la vainilla y la ralladura de mandarina y mezclamos con una espátula hasta que esté integrado. El vinagre le aporta brillo al merengue.
  • En una bandeja de horno ponemos papel de hornear o un tapete de silicona y con una espátula formamos un círculo de unos 18-20 cm de diámetro con el merengue. Le damos forma con la espátula de tal manera que quede como un volcán, con un poco de agujero en el centro para poder poner el relleno después, y por los laterales con la espátula vamos haciendo como rayas para arriba para que quede más bonito. También he hecho la versión individual, sólo hay que meter el merengue en una manga con boquilla rizada y hacemos rosetones subiendo unos 3 niveles y dejando el centro un poco vacío.

20170101_203823

  • Precalentamos el horno a 175 ºC, introducimos el merengue y lo bajamos a 100 ºC. Horneamos entre 1 hora y 1 hora y media hasta que veamos que se forma un costra un poco doradita, pero no debe quedar tostada ya que lo que queremos es que por dentro el merengue quede blandito y esponjoso.
  • Pasado este tiempo apagamos el horno y dejamos enfriar la Pavlova dentro del horno con la puerta entreabierta. Yo la hago por la noche y la dejo enfriar toda la noche hasta la mañana siguiente.

Nata y montaje:

  • Montamos la nata con el azúcar al gusto y la vainilla hasta que esté firme y brillante. Cuidado de no pasarnos o se nos hará mantequilla.
  • Ponemos la Pavlova en el plato de servir o stand, con mucho cuidado porque el merengue es frágil y se rompe.
  • Rellenamos el centro con una capa de nata, una capita de curd de mandarina y gajos de mandarina fresca cortados en trozos pequeños, otra capa de nata, curd y mandarina, y otra capa de nata al final.
  • Disponemos de forma bonita gajos de mandarina enteros encima de la última capa de nata y rallamos por encima un poco más de piel de mandarina y espolvoreamos azúcar glas.

Y aquí os dejo con esta maravilla. Os digo de verdad que la Pavlova hay que probarla y ya veréis como se convertirá en una de vuestras tartas preferidas. Y además es una tarta sencilla pero muy elegante y con mucho glamour, ideal para celebraciones especiales.20170102_120234

 

Como no podía cortar la Pavlova grande para la foto ya que es para la cena de fin de año, he hecho estas versiones individuales para que podáis ver cómo quedan por dentro.

20170101_180957

Y bueno, se acaba este año que para mí ha sido un año difícil a nivel personal, pero por otro lado por fin me he lanzado con el blog, las fotos y las recetas que tanto me hacen disfrutar. Aprendo sin parar y cada día me gusta más esto de la repostería, espero que algún día pueda dedicarme a ello, pero por el momento me conformo con saber que me leéis y que os gusta lo que comparto con vosotros.

20170102_131316

 

Mil gracias otra vez a Lidia por este reto Disfruta que me encanta y os deseo un MUY FELIZ AÑO NUEVO 2017!20170101_175329

Besos,

Laura

2 Comentarios

  1. Lidia 3 enero, 2017 Responder

    Madre mía Laura es una tarta increíble!! Te has superado, seguro que estaba deliciosa, me estoy imaginando su sabor y se me cae la baba. Llevo mucho tiempo detrás de hacer pavlova y aún no me he decidido, creo que ya va siendo hora de que me ponga a ello!!Muchas gracias por participar en el primer reto del año!!Muchos besos

    • Laura Navarro Autor
      Laura Navarro 13 enero, 2017 Responder

      Gracias Lidia! Qué tarde te respondo! Tienes que probar la pavlova, en casa nos encanta porque es una tarta muy ligera y esponjosa. Si la haces ya me cuentas. Besitos.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*