STICKY TOFFEE PUDDING- Reto Dis-Fruta

STICKY TOFFEE PUDDING- Reto Dis-Fruta

20180916_181311-01_resized

Hola a tod@s! Ya vuelvo a estar  por aquí. He tenido el blog un poco abandonado todo el verano pero es que de verdad que la vida no me ha dado para más. Ya estamos instaladas en nuestro piso nuevo desde finales de Julio, y entre el traslado, las vacaciones, el cumple de Carla y otras cosas no he tenido tiempo de publicar nada. Pero ya ha llegado septiembre y con él la vuelta al cole, la rutina, y las participación en los retos mensuales, o sea que retomamos actividades con las pilas cargadas y muchas ganas de probar y compartir con vosotros recetas nuevas.

En esta ocasión os traigo una receta que tal vez muchos ya hayáis probado, pero que yo tenía en mis pendientes de hace siglos. Y cómo me arrepiento de no haberla probado antes! Estos sticky toffee pudding son tan buenos que creo que se han convertido en uno de mis postres favoritos. Son típicos de Inglaterra, bueno de todo Gran Bretaña, y se hacen con dátiles y una salsa de toffee caliente que los convierte en una delicia. Los he escogido porque la fruta de este mes para el Reto Dis-Fruta de Nunca es demasiado dulce es el dátil, o sea que me ha venido como anillo al dedo. Tal vez es un postre más de otoño o invierno, porque es contundente, pero de verdad que tenéis que probarlo porque va a conquistar vuestros paladares sin ninguna duda. Si no os gustan los dátiles, no temáis, porque una vez horneados no saben a dátiles para nada, os lo prometo.

20180916_183116_resized

La elaboración es muy fácil, primero hay que hornear los bizcochitos en flaneras o moldes individuales, y después se hace la salsa de toffee que se sirve caliente. Muy fácil y rápido de hacer.

La receta original es de Alma Obregón y la podeís ver aquí, pero yo le he quitado la melaza, básicamente porque no tenía.

20180916_180908-01_resized

Ingredientes:

Para los bizcochos: (salen unas 12 unidades pequeñas)

-225g de dátiles deshuesados
-175ml de agua hirviendo
-175g de harina
-140g de azúcar moreno de caña integral
-1 cucharadita y ¾ de levadura química
-1 cucharadita de bicarbonato sódico
-2 huevos
-85g de mantequilla a temp. ambiente
-100ml de leche

Para la salsa de toffee:

-175g de azúcar moreno de caña integral
-50g de mantequilla
-225ml de nata de montar
Elaboración:

  1. Ponemos los dátiles en un bol y el agua a hervir en un cazo. Cuando el agua hierva le echamos en el bol con los dátiles, tapamos con film transparente y los dejamos en remojo unos 30 minutos. Pasados los 30 minutos los trituramos en un procesador de alimentos o con un tenedor. Reservamos.
  2. Precalentamos el horno a 180ºC.
  3. Engrasamos nuestros moldes, flaneras, ramequines, minicocotttes, mini bundts…lo que tengáis. Yo he usado estos ramequines de IB Laursen que son una monada.
  4. Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que blanquee y la mezcla esté bien cremosa.
  5. Añadimos los huevos uno a uno e integramos.
  6. Tamizamos la harina con la levadura y el bicarbonato y añadimos a la mezcla.
  7. Agregamos la leche y cuando esté todo bien homogéneo añadimos el puré de dátiles.
  8. Distribuimos la masa en nuestros moldes sin llenarlos demasiado, los llenamos hasta unas ¾ partes de su capacidad.
  9. Horneamos unos 30-35 minutos o hasta que al pincharlos con una brocheta ésta salga limpia.
  10. Mientras están los bizcochuelos en el horno preparamos la salsa de toffee.
  11. Ponemos en un cazo el azúcar, la mantequilla y la mitad de la nata. Llevamos a ebullición sin dejar de remover para que no se nos pegue. Una vez hierva esperamos unos minutos hasta que espese un poco. Retiramos del fuego y añadimos la otra mitad de la nata. Integramos y reservamos.
  12. Cuando los bizcochos estén listos, los dejamos enfriar un poco y desmoldamos.
  13. Servimos los bizcochos tibios con la salsa de toffee caliente.
  14. Si no los vais a servir en el momento, no pasa nada. Dejáis los bizcochos que se enfríen dentro de los moldecitos. Los tapáis con film transparente y los guardáis. La salsa igual, la ponéis en un bote hermético y la guardáis en la nevera. Cuando los vayáis a servir, desmoldáis, les dais un toque de microondas a los bizcochos, calentáis la salsa y listo, a comer como si estuvieran recién hechos.

20180916_183032_resized

No sé cómo he podido vivir hasta ahora sin probar estos sticky toffee pudding. Yo no soy muy de cosas dulces, pero la salsa esta de toffee es mi perdición.

20180916_182957_resized

Espero que os haya gustado esta receta de reinicio al mundo blogueril. A ver lo que nos depara este año…porque yo tengo muchas ganas de seguir aprendiendo y horneando para vosotros.

 

Besos.
Laura

 

Laura Navarro

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*