TARTA MOUSSE DE 5 CAPAS SIN HORNO

TARTA MOUSSE DE TRES CHOCOLATES, CAFÉ Y PRALINÉ DE AVELLANAS

20170616_213106

Este año el calor ha llegado temprano y con fuerza. Con estas temperaturas a nadie le apetece encender el horno y mucho menos comer un pastel denso y pesado. De modo que ¿qué mejor que una tarta fría tipo mousse sin horno de cinco capas con cinco sabores intensos y que combinan a la perfección: chocolate negro, chocolate con leche, chocolate blanco, praliné de avellanas y café? No tenía pensado publicar esta receta, la tarta la hice para llevarla al restaurante El Gravat, pero al poner la foto en Instagram, el éxito ha sido tal y las peticiones de la receta tan reiteradas que aquí me tenéis, redactando este post y compartiendo con tod@s vosotr@s esta maravilla. Lamentablemente sólo tengo tres fotos, y no hay ninguna del corte, porque como no pensaba publicarla pues no hice la habitual sesión de fotos. Pero bueno, ya os podéis hacer una idea del corte.

En principio iba a hacer solamente la tarta de 3 chocolates del libro de Cristina de Kanela y Limón, pero como decidí usar el molde Anniversary de Nordic Ware, que es muy grande y profundo (tiene capacidad para 2,36 litros o 10 tazas de masa), pensé que o aumentaba cantidades de las 3 capas de chocolate o bien hacía 2 capas más de 2 sabores diferentes para llenar el molde en su totalidad y que la tarta quedara bonita. Y así lo hice, tenía praliné de avellanas casero hecho de hace días en la nevera, y después pensé en una capa de café para mantener el degradado de marrones. O sea que al final hice las capas en este orden: chocolate negro, chocolate con leche, café, praliné de avellanas y chocolate blanco. También podéis hacerlo al revés y al desmoldar os quedará la parte más blanca arriba y el degradado oscuro hacia abajo, eso ya es a vuestra elección. Sólo pensad que la capa que ponéis primero en el molde, la de abajo, será la que quedará arriba a la hora de desmoldar.

Otra cosa que os quería decir es que las capas de chocolate todas están hechas con las mismas cantidades de chocolate, gelatina y nata, pero en cambio la capa de café y de praliné de avellanas las hice agregando mascarpone a la nata para que quedarán con más cuerpo, ya que al no haber chocolate me dio miedo que solidificara lo suficiente. El procedimiento es muy sencillo, lo único que hay que ir esperando que cada capa vaya cuajando en la nevera antes de verter la siguiente. Pero aparte de esto no tiene ningún secreto, o sea que no podéis dejar de hacerla.

20170616_213135

Igredientes: (os pongo las capas en el orden que yo hice, pero siempre podéis cambiarlo)

Para la capa de chocolate negro:

  • 200 gr de chocolate de cobertura negro 70% cacao
  • 300 ml de nata para montar 35% MG
  • 3 hojas de gelatina (yo uso las de la marca Vahiné)
  • 2 cdas de azúcar

Para la capa de chocolate con leche:

  • 200 gr de chocolate de cobertura con leche
  • 300 ml de nata para montar 35% MG
  • 3 hojas de gelatina (yo uso las de la marca Vahiné)

Para la capa de café:

  • 200 gr de queso mascarpone
  • 300 ml de nata para montar 35% MG
  • 3 hojas de gelatina (yo uso las de la marca Vahiné)
  • 3 cdtas de café instantáneo
  • 2 cdas de azúcar

Para la capa de praliné de avellanas:

  • 300 gr de queso mascarpone
  • 200 gr de nata para montar 35% MG
  • 3 hojas de gelatina (yo uso las de la marca Vahiné)
  • 3 cdas de praliné de avellanas (si no tenéis praliné, podéis poner avellanas trituradas solamente y entonces agregar 2 cdas. de azúcar)

Para la capa de chocolate blanco:

  • 200 gr de chocolate blanco
  • 300 ml de nata para montar 35% MG
  • 3 hojas de gelatina (yo uso las de la marca Vahiné)

(como véís sólo llevan azúcar las capas de chocolate negro y la de café, no es un error, el resto de capas no lleva azúcar)

 

ELABORACIÓN:

Como os he dicho antes, las capas con los 3 chocolates se hacen de la misma manera, y las capas de café y praliné también, o sea que para no hacer el post tan largo os agrupo la explicación de la elaboración de choco negro, con leche y blanco por un lado y la de avellanas y café por otro:

  1. Capa de chocolate negro, con leche y blanco:
    1. Hidratamos las 3 hojas de gelatina en un bol con agua bien fría unos 10 minutos.
    2. Fundimos en el microondas el chocolate (ya sea blanco, negro o con leche) en intervalos de 30 segundos para que no se queme y removiendo bien cada vez.
    3. Escurrimos las hojas de gelatina y agregamos al chocolate fundido caliente hasta que se disuelvan y dejamos templar.
    4. Montamos los 200 gr de nata (sólo en el caso de la capa de chocolate negro montamos la nata junto con 2 cdas de azúcar)
    5. Agregamos la mezcla de chocolate y gelatina a la nata (sobre todo aseguraros que el chocolate no esté caliente porque se bajaría la nata) e integramos con una espátula haciendo movimientos envolventes hasta que la mezcla tenga toda el mismo color.
    6. Engrasamos con spray desmoldante el molde que vayamos a usar y vertemos la primera capa meneando un poco el molde para que quede bien repartida e igualada.
    7. Refrigeramos unos 20 min o hasta que veamos que esté cuajada y repetimos el proceso para las otras 2 capas de chocolates.
  2. Capa de café y capa de praliné de avellanas:
    1. Hidratamos las 3 hojas de gelatina en un bol con agua bien fría unos 10 minutos
    2. Batimos un poco el queso macarpone hasta que esté homogéneo
    3. Para la capa de café calentamos 1 cda de agua en el microondas y disolvemos las 3 cdtas de café soluble instantáneo. Escurrimos las hojas de gelatina y también las disolvemos en este poco de agua caliente.
    4. Agregamos el agua con el café y la gelatina al mascarpone batido y mezclamos bien hasta que esté todo intregrado
    5. Montamos la nata con las 2 cdas de azúcar para la capa de café y sin azúcar para la capa de avellanas.
    6. Incorporamos la mezcla de mascarpone, café y gelatina a la nata e intregramos con movimientos envolventes.
    7. En el caso de la capa de praliné de avelllanas sólo tendríamos que hacer lo mismo pero en el punto “c” no agregar café, y en el punto “f” agregar e intregrar a la mezcla final las 3 cdas de praliné de avellanas. Para hacer el praliné de avellanas en casa os dejo este link que está súper bien explicado. También lo podéis comprar hecho o hacer esta capa sólo con avellanas molidas agregando un poco de azúcar a la nata.
    8. Como con las capas de chocolate, vamos vertiendo 1 capa, metemos en la nevera, esperamos que cuaje y vertemos la siguiente.

 

Una vez todas las capas estén en el molde, cubrimos con papel film, dejamos en la nevera un mínimo de 4 horas y mejor de un día para el otro.

Para desmoldar  lo ideal es meter el molde en el congelador 1 horita y después usar un soplete de cocina, pasándolo por todo el exterior del molde hasta que la tarta baje. Si no tenéis soplete podéis meter el molde en agua caliente unos segundos hasta que veáis que se desmolda, o bien mojar un paño de cocina con agua bien caliente, envolver el molde e ir dándole meneos al molde hasta que veáis que se suelta.

Yo en esta ocasión no lo puse en el congelador porque no me cabía, y como veis los bordes han quedado un poco blandos y no tan bien definidos. Si lo congeláis sale todo como un bloque y el acabado es más perfecto.

DSC_1731

Si no queréis hacerlo en un molde tipo bundt, podéis hacerlo en uno de convencional redondo con paredes desmontables y forrando todo el contorno con acetato. En este caso entonces la capa que pongáis primero no quedará arriba, quedará igualmente abajo porque no habrá que poner el molde boca abajo para desmoldar. Os lo digo para que lo tengáis en cuenta a la hora de poner las capas y que os quede con el degradado de colores que queréis.

Bueno, la receta es un poco larga de explicar pero es muy fácil de hacer y vale la pena. Espero que os animéis y la hagáis, seguro que os van a hacer la ola vuestros amigos o familiares este verano con un postre así.

Besos y hasta el próximo post. Ya sabéis, si la hacéis no dejéis de mostrarme vuestras fotos por las RRSS.

 

 

Laura Navarro

6 Comentarios

  1. Eva 23 junio, 2017 Responder

    Laura te quedó fantástica en ese molde. Se parece mucho a la receta que he utilizado, las cantidades varían, pero es muy parecida. No sabía lo de usar un soplete de cocina para desmoldar, yo creo que me daría miedo estropear el molde bueno, y usar el soplete, que soy un poco manazas jajaja.

    ¡Buen fin de semana!

    • Laura Navarro Autor
      Laura Navarro 26 junio, 2017 Responder

      Hola Eva! Gracias!! Lo del soplete no tiene que darte miedo. Yo tengo uno pequeñito y no estropea los molde para nada, si los moldes aguantan 1 hora de horno a 180ªC el soplete no les hace ni cosquillas, jaja! Además sólo le das unas pasadas…es un buen truco sobretodo cuando tienes prisa por desmoldar. Besos.

  2. Jaritas Cookies 26 junio, 2017 Responder

    Hola! Qué bien que al final la publicadte, muchas gracias! Te quedó espectacular, con estos calores las tartas sin horno son nuestras favoritas! Besis

    • Laura Navarro Autor
      Laura Navarro 26 junio, 2017 Responder

      Sí, me animé a publicarla aunque con pocos fotos porque en Instagram me lo pidió mucha gente. Y no podía dejar de compartirla. Como siempre, muchas gracias por dejar siempre vuestros comentarios. Sois un encanto! Besos.

  3. Lidia 25 septiembre, 2017 Responder

    Que maravilla!! Me ha encantado la idea de añadir dos sabores más, la verdad que la tipica tarta de tres chocolates está ya muy vista y añadir dos sabores nuevos le da mucha vida!! Besos

    • Laura Navarro Autor
      Laura Navarro 26 septiembre, 2017 Responder

      Je, je! Gracias! Tienes razón, la tarta 3 chocolates está muy vista, yo le añadí estos 2 sabores improvisando, porque el molde Anniversary es muy grande, y vi que me quedaría muy bajito si hacía sólo los 3 chocolates. Y quedó deli, deli…

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*